4 consejos a considerar para motivar a tu equipo hotelero

Equipo de mujeres y hombres trabajadores de Hotel muy motivados a realizar sus tareas

Existen muchos prejuicios sobre el trabajo en los hoteles. Mucha gente cree que la vida del hotelero es pura adrenalina, diversión y nada de rutina. Y ojalá fuese así, pero lamentablemente el día a día en esta industria no es tan vigoroso ni relajado, lo que puede complicar el compromiso de tu equipo de trabajo a largo plazo.

Lo cierto es que esta es una actividad que demanda muchísimo esfuerzo. Por la actividad en sí misma, por el constante flujo de personas, pero sobre todo por las expectativas con las que estos viajeros llegan a tu hotel. Más aún cuando el viaje es por placer y los pasajeros quieren pasar las mejores vacaciones de su vida.

¡Aprende a maximizar los ingresos de tu hotel mediante la optimización de los procesos!

Esta altísima exigencia propicia uno de los mayores escollos de la gerencia hotelera: mantener a tu equipo de trabajo motivado. A pesar de las propinas que reciban, el nivel de estrés diario en un hotel hace que, muchas veces, los empleados opten por cambiar de rubro de un día para otro.

Por supuesto que esto representa un gran problema: no sólo porque hay que salir a buscar con urgencia un reemplazante. Sino por el tiempo que puede tomar el hecho de formar a una persona en los estándares que promete la cantidad de estrellas de tu alojamiento.

Es por esto que te acercamos cuatro consejos para mantener motivado a tu equipo de trabajo en el negocio hotelero:

1) Convierte la rutina en una experiencia de aprendizaje

Como en todas las actividades laborales, uno de los principales motivos por los que alguien abandonaría su puesto, sería por sentirse estancado: cuando percibimos que no avanzamos, queremos cambiar. Los inicios de la carrera hotelera suelen ser muy sacrificados, porque generalmente toca trabajar en los turnos de noche, dormir poco y trabajar muchas horas.

Pero por más desmotivante que suene esto, puedes cambiarlo ejerciendo un liderazgo positivo: proponte que el espacio de trabajo sea una verdadera aula para tus empleados. Que ir a trabajar sea como ir a clases. 

teamcocina

Podrías ofrecerle a tu plantilla compartir tu experiencia hotelera a través de capacitaciones sobre el rubro, sobre cómo atender a los clientes, lo que sea que consideres necesario. Puede que estas intervenciones funcionen como mentorías.

También podrías tomarles minievaluaciones de desempeño al final de cada día. El formato puede ser de conferencias, de talleres, etc. Suena polémico, pero a la larga será muy beneficioso para mantener a tus colaboradores motivados y fidelizados.

2) Cuéntales sobre el crecimiento en la profesión

Todas las personas necesitamos sentir que nuestro trabajo dará resultados en algún momento. Pero muchas veces, y sobre todo entre las generaciones más jóvenes, la gente cree que todo se da de la noche a la mañana.

Por lo que toca ayudarlos a trabajar sobre la paciencia y la perseverancia. Esto se consigue hablándoles, contándoles de tu experiencia, de todo lo que trabajaste para llegar adonde estás hoy. Que al final, habrá recompensa.

3) INCENTIVARLOS todos los días

La rutina es mucho más frustrante cuando sentimos que nuestro trabajo no es reconocido por nuestros superiores. Por eso es fundamental que, como cabeza de tu equipo, felicites a tus empleados, que les señales aquello que han hecho bien y en lo que percibes que han mejorado.

Porque incluso cuando no lo hagan tan bien, podrás motivarlos a volver al estándar al que te tenían acostumbrado. 

Otra forma de comunicarles incentivo, podría ser otorgándoles un día libre cuando finalicen con trabajo asignado. O la posibilidad de que inviten a alguien a almorzar o cenar en tu hotel. No te imaginas lo positivo que será esto para tu negocio a la larga.

 

4) Construye un equipo

team building

Una de las claves en todo contexto laboral es saber que no estamos solos, saber que podemos contar con alguien más. Así como antes te explicábamos sobre la importancia de la aprobación de superiores, la aceptación de pares también es fundamental.

Uno de los mayores desafíos de las organizaciones es fomentar un clima y una cultura de trabajo en equipo. Porque muchas veces asumimos que tenemos que cortarle la cabeza a alguien más para poder avanzar. Y en este punto te proponemos que promuevas todo lo contrario: que todos están ahí para apoyar a todos. 

Este sentido de apoyo moral, ayudará a reducir la presión diaria que se vive en el entorno hotelero. A pesar de lo abrumadora que pueda ser la rutina, estos consejos te ayudarán a mantener encendido el fuego de cada uno de tus colaboradores.

Si quieres aprender más acerca de cómo optimizar tu negocio hotelero, visita nuestra página informativa

 

¡Contáctanos!

Suscribite

Recibí todas las novedades de nuestro blog

Buscar en el blog